La Angustia



Ah! Naturaleza!, nada tuyo me conmueve, ni las tierras
Nutridoras, ni el eco bermejo de pastorales
sicilianas, y tampoco las galas de la aurora
O la triste solemnidad de los atardeceres.

Me río del arte y del hombre, me río de los cantos,
De los versos, de los templos griegos y de las torres 

que en espirales, las catedrales hacia el cielo vacío elevan:
A malos y a buenos miro con idéntica mirada.

No creo en dios; adjuro y reniego de las ideas,
Y en cuanto al Amor, ironía vieja,
Borrarlo de la memoria quisiera.

Mi alma cansada de vivir y con miedo de morirse,
Ya apareja, con rumbo a naufragios, horrendos, igual que un velero
desmantelado, juguete de las olas.

Paul Verlaine.

Comentarios

Bolero ha dicho que…
Verlaine siempre con su realidad cruda y dura, pero así es otra vez....

muakkkk