11/29/2006


"Destinitos Fatales" efectivamente. Y es que la vida pocas veces deja un respiro a los buenos momentos, siempre tienen que venir esos huracanes y dejar todo patas arriba!...vaya!...y si existe la mala y la buena suerte y no el azar de administrar cualquiera de las dos?
He pensando en eso de que muchas personas nacen con estrella y otros estrellados, y yo por lo que veo, soy del clan de los segundos, mi madre siempre decía que la suerte se la labra uno mismo...pero, no estoy tan segura.
En la historia de la vida, casi siempre ha sido el mal quién ha triunfado, y a los "buenos" sólo les ha sido reservado la latebra del martirio, del desconsuelo y porqué no decirlo de la maldita Mala Suerte.
Siempre me he considerado una persona bastante escéptica, de esas que pasan debajo de las escaleras haciendo bromas irrisorias acerca de los tabúes absurdos que por ahí pululan, es más, durante mucho tiempo cargué en mi mochila un espejo roto que por negligencia o pereza se me olvidó sacar, hasta que un día una amiga me lo vió y puso el grito en el cielo, insistiendo en la idea de que como todo no me iba a salir mal, si aparte de mi negativismo innato cargaba conmigo un espejo roto..yo solo reí...pero, creo que ya la carcajada no es tan estentórea, y es que ahora ya he tocado un poco de fondo con los rollos esos de la mala suerte que siempre me han acompañado.
Hace 1 semana me rompí un pierna, de la manera más tonta que puede pasar, dias antes me habían echado del trabajo...esto es como si hubiese roto la cadena esa de las cartas que solian echar por debajo de la  puerta, que si no se seguía, algo terrible sucedería..
Pues, ya sé porque nunca debí romper aquellas chanzas de papel..(risa floja)
La verdad, no sé que ocurre...ahora pienso seriamente en que de la manera como veas el mundo más o menos así te irá. Y es que yo no soy una persona feliz. Al menos no disfruto de las cosas con las que las demás personas disfrutan, tengo intereses!, eso es obvio...pero aún nada de lo que existe en éste mundo siento que esté hecho a mi medida, y de verdad creo que ya es hora de asistir a la mesa de operaciones de mi cerebro e intervenir "quirúrgicamente" mi crisma, cambiar el chip, y de paso un buen transplante de ojos con los que pueda disfrutar un poco de la vida.

No hay comentarios: