7/06/2007

El Error contínuo




El hombre: el ser más imperfecto que existe.
El más desnudo de todos los seres.
No es nada más que voluntad, deseos encarnados, un compuesto de mil necesidades.
Y he ahí que vive sobre la tierra abandonado a sí mismo, inseguro de todo, excepto de su miseria y de la necesidad que le oprime.
A través de las imperiosas exigencias renovadas a diario, y los cuidados que requieren la existencia.
Patetismo puro y duro es lo que el ser humano representa.
¿Donde hubiera ido Dante a buscar el modelo y el asunto del infierno de su divina comedia sino en
nuestro mundo real? por eso nos ha pintado un gran infierno de verdad. Esa gran obra maestra de la que hablan las religiones, y llamán ridículamente: "El mejor de los mundos posibles"...
Este mundo, el campo de matanza, donde seres ansiosos y atormentados no pueden subsistir más que devorandose los unos a los otros; donde todo animal de rapiña es tumba viva de otros mil, y no sostiene su vida sino a expensas de una larga serie de martirios; donde la capacidad de sufrir crece en proporción de la inteligencia, y alcanza, por consiguiente, en el hombre su grado máximo. 


Este mundo lo han querido ajustar a los optimistas a su sistema y demostrárnoslo apriori como el mejor de los mundos y donde hay que perseguir una felicidad que No existe. El absurdo, por tanto más que irrisorio es bastante lastimoso!
Me dicen que contemple las bellezas naturales del mundo, las montañas, sus valles, sus torrentes, sus animales, y muchas cosas más. Pero entonces el mundo no es más que una linterna mágica?
Ciertamente, todo esto es hermoso, pero en cuanto a representar allí algún papel como humano, las cosas varían considerablemente, y se repite la comedía inútil de el hombre. 

Estos actores que se mueven en este escenario de tan sólida Tramoya. 
Las representaciones y argumentos se basan en tragedias y comedías o interválos de apócrifa felicidad que no durán más de lo que el viento ha tardado en soplar. 

Entonces, si se es sincero se estará poco dispuesto a seguir entonando ese cántico idiota de los optimistas...
Yo, ciertamente, seguiré renegando de la "Cosa" que se atrevió a
irrumpir el sacro reposo de la nada, para hacer surgir tal masa de abominables criaturas que solo están hechas de desdichas y angustias. El Error...nuestar vida misma y el mundo pseudo "feliz" es un Gran
ERROR.


No hay comentarios: