1/04/2013

Vincent Bergerat










2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Por el amor de un dios. Impresionante.

Miztontli Tlahuelpuchi dijo...

Creo que algún día me animare a dejarme el cabello así de largo :P